Cancelar una hipoteca: gastos que debes tener en cuenta

Tiempo de lectura: 3 minutos

Estás de enhorabuena porque ya has conseguido amortizar todo tu préstamo hipotecario después de muchos años. O, tras mucho buscar y recorrer bancos y sucursales, has pactado unas nuevas condiciones en tu crédito con otra entidad. Incluso, tras años pagando, vas a vender el inmueble que aún no has pagado completamente. Las razones pueden ser muchas, pero debes saber que cancelar una hipoteca conllevará gastos que, si no conoces y controlas, pueden generarte sobre costes significativos. 

cancelar-hipoteca-gastos

Cancelar Gatos de Hipoteca

Al cancelar tu hipoteca los gastos más habituales son…

Como te comentábamos en la introducción de este artículo, existen muchos motivos por los que puedes querer suprimir la hipoteca que tienes contratada. Sin embargo, si quieres cancelar tu hipoteca, dos gastos fijos, como mínimo, saldrán a tu paso y tendrás que hacerles frente: 

  • Costes de notaría: el trámite de cancelar una hipoteca conlleva la redacción de una escritura pública, la cual se hace a través de un notario al que tendrás que pagar. 
  • Gastos de registro: al cancelar tu hipoteca, los gastos de inscribir dicha escritura pública en el Registro de la Propiedad también correrán a tu cargo. 

A su vez, al cancelar una hipoteca, otro coste que asumirás es el de la gestoría. No obstante, en este caso puedes recurrir al gestor que te asigne el banco o, por el contrario, contratar tú los servicios de asesores hipotecarios.

Comisión por reembolso anticipado: cancelar la hipoteca antes de tiempo

Además de estos costes que son fijos para cualquiera, tendrás que enfrentarte a otros variables muy habituales. Por ejemplo, si quieres amortizar el capital pendiente, el banco puede cobrarte por ello, si así está estipulado en el contrato. Es decir, te va a reclamar gastos por cancelar una hipoteca que estaba firmada con un plazo mayor. Es lo que se conoce como comisión por reembolso anticipado y es una cláusula muy habitual en la mayoría de las hipotecas vigentes actualmente. 

¿Cuánto se paga por cancelar una hipoteca?

Lo que pagues al cancelar tu hipoteca dependerá de los gastos fijos y los variables del proceso. En este sentido, al cancelar tu hipoteca, los gastos fijos supondrán los siguientes costes: 

  • Los gastos de notaría tienen un coste mínimo de 90€ (regulado por ley), aunque dependerá del importe de cada préstamo. En estos gastos se aplica un arancel sobre el capital concedido al inicio del crédito, reducido en un 70%.
  • Los gastos de registro cuestan como poco 24€, ya que también están regulados, y se calculan en función de un porcentaje o arancel que se aplica sobre el capital original de la hipoteca cancelada, reducido en un 60%. 

A su vez, en costes variables, debes tener en cuenta los costes del gestor, que dependerán de las tarifas de cada uno. Tampoco olvides revisar cláusulas o penalizaciones como la reclamación de gastos en una hipoteca cancelada que te pueda exigir tu banco. Para eso, lo mejor es utilizar un simulador de hipotecas como el de Trion Finance & Consulting, comprobar cuánto te queda por amortizar y si te sale rentable afrontar en el momento la comisión por reembolso anticipado de tu crédito. 

¿Qué hacer para cancelar tu préstamo hipotecario?

cancelar-hipoteca-gastos-pasos-a-seguir

Cancelar los gastos de la hipoteca | Pasos a seguir

Los pasos para cancelar una hipoteca, sin importar si lo haces por tu cuenta o, más fácil, con una gestoría, son: 

  1. Pedir el certificado de deuda cero a tu entidad bancaria, un justificante que acredita que hemos pagado la hipoteca. Los bancos, a pesar de que en ocasiones lo sigan haciendo, por ley, no lo pueden cobrar ni reclamar en los gastos de cancelación de la hipoteca. 
  2. Entregar el certificado de deuda cero a una notaría, sin necesidad de que esta sea la misma con la que se firmó el crédito hipotecario. 
  3. Pedir a la notaría que redacte y prepare la escritura de cancelación de hipoteca que se entregará en el Registro de la Propiedad. 
  4. Recoger y pagar la escritura, después de que haya sido firmada por el apoderado de nuestro banco.
  5. Cumplimentar con los datos correspondientes el modelo 600 del IAJD (Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados), firmarlo y sellarlo. Aunque al cancelar una hipoteca este gasto es obligatorio, está exento de pago en la mayoría de las comunidades autónomas. 
  6. Entregar la documentación en el Registro de la Propiedad, o sea, presentar el modelo 600 de Hacienda sellado y la escritura de cancelación de la hipoteca. 

En unos quince días, con previo aviso, podrás recoger los documentos y abonar la minuta. Ahí se levantará la carga sobre tu propiedad y quedará oficialmente cancelada tu hipoteca.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.