Hipoteca fija o variable

Tiempo de lectura: 3 minutos

Tendrás que tomar una decisión muy importante si estás pensando en comprar una vivienda o apartamento: escoger entre una hipoteca fija o variable. Aquí en Trion Finance & Consulting queremos asesorarte lo mejor posible para que puedas tomar la decisión correcta en este rubro, más considerando que el Euríbor está de nuevo en mínimos.

Hipoteca Fija ó Variable

Ventajas y desventajas de la hipoteca fija

hipoteca-fija-o-variable

Como principal ventaja de las hipotecas fijas se encuentra precisamente su garantía de pago de intereses estables durante todo el tiempo que te tome pagar la hipoteca.

Si sabes concretamente cuánto vas a pagar en hipoteca, podrás organizar tus finanzas personales de forma rápida y efectiva.

Otra de las ventajas de esta clase de hipotecas es que actualmente se están volviendo más accesibles para todos, pudiendo fácilmente encontrar hipotecas fijas con cuotas por debajo del 2%.

En caso contrario, la desventaja de la hipoteca fija no es otra más que la de su alto costo en cuotas al comenzar con el pago del préstamo, pudiendo encontrar también que en algunos casos puede haber un cobro anticipado que puede llegar a equivaler hasta el 2% de la cantidad a devolver. En algunos casos también hay una mayor comisión de apertura.

Gracias a que el Euríbor está sufriendo una baja sorprendente en los últimos meses, resulta conveniente hacerse con una hipoteca variable, pagando así mucho menos dinero en tu deuda de la hipoteca que si lo harías con una hipoteca fija. ¡Son la opción correcta si piensas obtener una hipoteca para pagarla a corto plazo!

Otra de las ventajas de las hipotecas variables es que las mismas suelen contar con plazos de amortización más largos, teniendo en términos generales muchas menos comisiones de las que deberían.

Como principal desventaja de las hipotecas variables se encuentra precisamente su inestabilidad en las cuotas a pagar, pudiendo llegar a ser mucho más caras que una cuota de hipoteca fija en cuestión de días nada más, además de que corres el riesgo de que se vuelvan más costosas de pagar a largo plazo si no vuelve a bajar el precio.

Qué es la hipoteca fija y la hipoteca variable

hipoteca-fija-o-variable

Cuando se hace alusión a las hipotecas variables o fijas, realmente se está haciendo referencia al tipo de interés de un préstamo hipotecario. Recordemos que las hipotecas se suelen obtener con el fin de asegurar el cumplimiento de una obligación, siendo esta pagada periódicamente con una cierta tasa de interés.

En este caso, las hipotecas fijas consisten en obtener un tipo de contrato hipotecario que te garantiza el pago fijo e inmutable de una suma de dinero (incluidos los intereses sobre este) que no cambie con el paso del tiempo.

Por su parte, las hipotecas variables te garantizan un pago de intereses que irá cambiando en función del tiempo y las condiciones del mercado, estando sujeto principalmente al tipo de interés variable que hayas aceptado y al índice estimado de la entidad bancaria con la cual se trabaja.

La mayor ventaja de la hipoteca variable está ligada con el Euríbor, siendo esto el índice de referencia que se publica de forma diaria y que indica el tipo de interés promedio al que están sujetos una gran cantidad de bancos europeos para realizar préstamos a corto plazo, siendo en palabras sencillas un tipo de interés del mercado interbancario del euro.

Toma la mejor decisión acompañado de profesionales

Al final del día, eres tu quien tendrá que tomar la decisión de cual hipoteca elegir y decidir cuál tipo de hipoteca es mejor, contando con nuestro asesoramiento especializado para garantizar la mejor toma de decisiones en cuanto a tu dinero se refiere. Contrata nuestros servicios de consultoría y cerciórate de que cuentas con la hipoteca ideal.  Solicite su asesoramiento

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.